Páginas

lunes, 21 de mayo de 2012

EL DIVORCIO NO ES LO QUE APARENTA.

En estos tiempos de crisis en los que estamos inmersos, el comportamiento humano ha cambiado hasta el punto, de soportar lo mas cruel de la persona con la que has compartido parte de tu vida. Durante cuatro años, de 2006 a 2009, se registraron descenso en los divorcios y separaciones, simplemente por el desconocimiento y las malas creencias, que una separación o un divorcio, implica incurrir en gastos enormes… y esto lo digo con conocimiento de causa, ya que nos encontramos en nuestro Despacho, un gran número de parejas rotas, que llegan a nosotros para asesorarse a cerca de una separación o divorcio, y nos informan que es una decisión tomada hace un largo periodo de tiempo, pero han tenido que negociar seguir conviviendo con nuevas reglas, libertades y vidas separadas, pero sin poder salir de esta prisión, que es el matrimonio en la crisis, y todo por miedo al gasto que podrían incurrir por el hecho de acudir a un Despacho. Me veo en la obligación de redactar este artículo, en aras a informar y mostrar a aquellas parejas que tengan ganas de salir de ese matrimonio que les hace infelices, que el acudir a un despacho de abogados, no implica incurrir en gastos enormes, ya que nosotros también somos conscientes de la situación de crisis que esta atravesando el país, por lo que nos hemos amoldado al cliente, dándole facilidades de pago, y lo más importante no solo asesorándoles jurídicamente sino también escuchándoles, lo cual para ellos es muy importante. Igualmente reseñar que la labor de los Letrados en estos tiempos de crisis, es intentar que los divorcios sean de mutuo acuerdo, en aras a no tener que acudir a un pleito, pero esto tiene un doble sentido, por un lado están aquellas parejas en la que existe un acercamiento para llegar a un buen fin, y por otro lado están aquellas otras que por ahorrarse un importe más elevado cierran convenios sin tener el compromiso serio de procurar el bienestar de toda la familia, CASOS en los cuales los Letrados, tenemos que estar pendientes evitando que esto suceda. Finalmente, recalcar que las rupturas sentimentales de numerosa familias madrileñas, se replantean o incluso se retrasan en el tiempo como consecuencia de la crisis económica, ya que hay parejas que no pueden, como ellos dicen, afrontar los gastos derivados del divorcios, según ha puesto de manifiesto el consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, y es en estos casos, donde se les tiene que asesorar e informar, que una separación o divorcio, no implica incurrir en gastos enormes, y esto es importante que sean conocedores, ya que si no es así, las parejas se replantean la ruptura legal postergando el divorcio hasta que la situación económica les permita afrontar los gastos, sufriendo ambos dos, de manera desmedida. "Nuestra actitud y respuesta ante el divorcio, marcan la diferencia entre la amargura y la confianza en un una vida mejor". Silvia Russek.

No hay comentarios:

Publicar un comentario